El Grupo Osborne con sus filiales de las divisiones de vinos (Osborne Distribuidora, S.A.) e ibéricos (Sánchez Romero Carvajal Jabugo S.A.) lidera un proyecto coordinado por TRICHODEX, y que cuenta con la participación de la Universidad de Huelva y su departamento de ciencias agroforestales, para buscar soluciones para la protección y conservación de la vid y la encina. El proyecto denominado I+D BIOVIDEN, que busca el desarrollo de Bioformulados para productos de gran interés social ha sido subvencionado por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) en el marco del programa FEDER innterconecta y cuenta con el apoyo del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, y ha obtenido una de las 10 mejores calificaciones de entre los 60 proyectos concedidos y más de 1.000 presentados. Esta línea del CDTI fomenta la cooperación regional en I+D a través de consorcios empresariales.

 

El proyecto prevé una inversión de 1,2 millones de euros y tiene como objetivo desarrollar nuevas tecnologías basadas en microorganismos, que favorezcan la conservación de las plantas productivas leñosas de la dehesa y la viña, que son la base de las explotaciones de las empresas del Grupo Osborne participantes. Se investigarán los beneficios de la utilización de microorganismos como las Rizobacterias, promotoras del crecimiento vegetal y agentes de control, como solución para proteger la dehesa y el viñedo de la amenaza de los hongos de la madera, y como mejora de la bioestimulación de los cultivos.

 

Tanto el viñedo como la dehesa son ecosistemas productivos de alto valor ecológico. Además de su función económica, protegen y aumentan la diversidad de la flora y fauna y cumplen una labor protectora del suelo. La búsqueda de soluciones con un enfoque agroecológico y respetuoso con el medio ambiente es un compromiso continuo del grupo Osborne y de la empresa TRICHODEX, en línea con las directrices de la Unión Europea y con la creciente concienciación del consumidor.