Osborne acaba de celebrar su Junta General de Accionistas en la que se han aprobado las cuentas del ejercicio 2018 y se han compartido las principales líneas del Plan Estratégico 2019-2021: el crecimiento de las marcas propias premium, la actividad de distribución en España y la consolidación de la organización sustentada en el orgullo de pertenencia, el espíritu de equipo, la innovación y la orientación a resultados.

En 2018 la compañía alcanzó unas ventas netas de 218 millones de euros y un Beneficio de Explotación de 36,5 millones de euros.

En palabras de Ignacio Osborne, presidente de la compañía, “el ejercicio 2018 ha sido un año clave en el que hemos renovado y reforzado nuestra organización y en el que hemos aprobado un plan estratégico sustentado en el crecimiento de nuestras marcas premium y en la innovación y el desarrollo del portafolio”.